Secretaría del Deporte del Partido Revolucionario Institucional
Omitir vínculos de navegaciónInicio » Artículos » Artículo
Artículos
Artículos
CLAVES PARA ESTRENAR UN CUERPO SANO EN 2015 - PARTE I

CEN del PRI
Jueves, 15 de enero de 2015

Artículos

 

Es común que los objetivos que nos planteamos en enero se vayan disolviendo conforme avanzan los meses, y los expertos aseguran que las razones para que esto suceda es que nos proponemos demasiadas metas al mismo tiempo, los objetivos no son claros y no hay una fecha o un plan para lograrlos.

Saber realmente lo que queremos lograr y establecer un objetivo realista, tener una motivación suficiente para conseguirlo y un plan a seguir con duración y metas a corto plazo.


ACEPTA TU CUERPO


Lo principal para definir una meta de salud o algún cambio en tu cuerpo es aceptar y amar el que tienes hoy, ya que juzgarte y pensar que no eres perfecto puede ser un pensamiento que jamás culmine. Empieza por reconocer todo lo que tu cuerpo te ha dado y deja de compararte con modelos o deportistas de alto rendimiento.

El cuerpo perfecto es el que ya tienes y lo que hagas por él solamente lo hará aún más maravilloso. ¿Quieres bajar la pancita o fortalecer los brazos? Cambia la perspectiva y medita sobre tu meta, lo lograrás más fácil cuando reconozcas que lo harás por regalarte salud y fuerza.


DEFINE TRES OBJETIVOS


Tratar de conseguir muchos propósitos al mismo tiempo puede incrementar las posibilidades de que no los concretes.

Define objetivos claros, alcanzables y medibles. Si tu meta es hacer más ejercicio, define un objetivo más específico, como "ir al gimnasio lunes, miércoles y viernes" o "salir a correr cuatro veces a la semana durante los próximos tres meses". Una parte fundamental de definir tus objetivos es ponerlos por escrito y tenerlos en un lugar visible. Sentarte a escribir lo que quieres alcanzar te ayudará a clarificar lo que realmente deseas.


PLANTEA UNA META, TANTO A MEDIANO COMO A CORTO PLAZO


Las metas a largo plazo hacen que el objetivo pueda verse muy lejano.

Lo ideal es que tengas metas a muy corto plazo, por ejemplo, plantear objetivos cada semana o cada mes; y metas a largo plazo, de dos a 6 meses. Los propósitos mensuales pueden ser más fáciles de medir.

¿Quieres lograr muchas cosas el próximo año? Divide tus metas en objetivos mensuales; puedes hacerlos acumulativos e ir sumando nuevas tareas conforme pasa el año.



Visitas: 1919


SÍGUENOS EN:

TWITTER
LO MÁS LEÍDO
EFEMÉRIDES

+ ver todas